"CORRER ANTES DE ANDAR"
"CORRER ANTES DE ANDAR"
Habilidades Motrices Básicas: LA CARRERA
 
Mis Enlaces
"CORRER ANTES DE ANDAR"
Más Información
1. INTRODUCCIÓN:
Antes de aprender a correr, el niño aprende a caminar sin ayuda y adquiere las capacidades adicionales necesarias para enfrentarse a las exigencias de la nueva habilidad.

Pero precediendo a la marcha, Burnett y Johnson han observado que se realizan una serie de movimientos relacionados con los reflejos, que aún siendo involuntarios y de características inmaduras, suponen el primer esquema de desplazamiento realizado por el niño.

Lo que quieren decir estos dos autores es que antes de la marcha el niño muestra una carrera incipiente en sus primeros pasos por querer andar, lógicamente no es una carrera estructurada ni adecuada, se trata de pasos de carrera incontrolados debidos al desequilibrio que tienen los niños en estas edades. De aquí que se pueda afirmar que el niño corre antes de andar.

También lo podemos observar en el reflejo de marcha que se da en los recién nacidos (Reflejo de marcha automática).

La acción de correr se encuadra en el grupo de los desplazamientos, dentro de las habilidades motrices básicas

Correr supone una ampliación natural de la habilidad motriz de andar o marchar, de hecho se diferencia de esta principalmente por la llamada "fase aérea“, y su realización voluntaria llega después de marchar.

Esta evolución del patrón motor de andar, tiene por finalidad la locomoción de una manera más rápida a la anterior.
imagen
2. DEFINICIÓN:
Tomaremos como definición la aportada por Slocum y James:
"Correr es en realidad, una serie de saltos muy bien coordinados, en los que el peso del cuerpo, primero se sostiene en un pie, luego lo hace en el aire, después vuelve a sostenerse en el pie contrario, para volver a hacerlo en el aire".
3. EVOLUCIÓN:
3.1. INICIO:
El niño debe tener fuerza suficiente para impulsar su cuerpo hacia arriba y hacia delante con una pierna, entrando en la fase de vuelo o de suspensión, así como la capacidad de coordinar los rápidos movimientos que se requieren para dar la zancada al correr y la de mantener el equilibrio en el proceso.
Estas capacidades suelen aparecer en el niño a la edad de los 18 meses.
El niño de 24 meses corre con inusual desgana y tiene dificultades para mantener el equilibrio a un ritmo rápido por lo que tiende a correr con los brazos separados (brazos de funambulista) al igual que las piernas.
A los 18 meses
3.2. ELEMENTAL:
El niño comienza corriendo en línea recta.
Los movimientos de la pierna que se recupera son llamativos vistos desde atrás:
Observamos que la rodilla se lleva hacia fuera en redondo y hacia delante como preparación para la fase de apoyo, este movimiento va acompañado de la colocación hacia fuera del pie o la pierna que se recupera.
Es una tendencia natural la que muestran los niños a la abducción del pie.
La mano se dobla menos hacia la línea media del tronco al final del balanceo hacia delante y el bazo se curva hacia fuera menos en el balanceo hacia detrás.
Los brazos se balancean describiendo un arco más largo en el plano anteroposterior; al doblarse por el codo, forman un ángulo recto.
Esta fase se caracteriza por las posiciones inmaduras de guardia en alta y guardia media en la que los brazos son usados para mantener el equilibrio.
A los 3 años
3.3. MADURO:
1. Rodilla y tobillo de la pierna de apoyo se doblan ligeramente después de que el pie haya tomado contacto con el suelo.
2. La acción de la cadera, la rodilla y el tobillo de la pierna de apoyo llevan el cuerpo a la fase de suspensión, impulsando el cuerpo hacia delante y arriba.
3. Cuando la pierna que se recupera, se balancea hacia delante con la rodilla muy elevada, la parte inferior de la pierna se flexiona y el talón se acerca a los glúteos.
4. La extensión de la carrera y la rodilla de la pierna que se recupera obliga el pie a moverse hacia a tras con rapidez y a apoyarse a la altura del centro de gravedad del cuerpo.
5. El tronco ligeramente inclinado hacia delante durante todo el patrón de la zancada.
6. Los brazos se balancean describiendo un amplio arco en un plano vertical-oblicuo, de modo sincrónico y opuesto a la acción de las piernas.
A los 3 años
4. INTERCENCIÓN:
4.1. INICIO:
La intervención en edades tempranas es más necesaria por parte de los padres o familiares, que de los propios profesores, puesto que es una etapa importante y ellos son quienes más tiempo pasan con el sujeto.
En esta etapa, hay dos formas prioritarias de trabajar con los niños, ya que no van a atender a órdenes de juegos elaborados. Estas dos formas son:
- Provocación: Por ejemplo lanzando una pelota u otro material y diciendo venga vamos a cogerlo. Otro objeto a utilizar serían las pelotas de fitball; al empujarlas rodarán y se irán precipitando lejos del niño lo que provocará que este salga corriendo para intentar atraparla. Juguetes típicos de empujar como los que se componen de un palo y al final hay una rueda que gira cuando se desplaza por el suelo son también elementos que pueden provocar la carrera en el niño.
- Imitación: Es el más simple e implica varios elementos a trabajar como la socialización. Consiste en crear una complicidad con el niño mediante la expresión corporal. Tan sencillo como andar cerca suyo y derepente salir corriendo (procurando no avanzar mucho para que exista un reto).
A los 18 meses
4.2. ELEMENTAL:
A las 3 años podemos empezar a introducir juegos en forma de retos (“haber quien llega antes”), cuando se encuentren con más compañeros.
Son ejercicios muy buenos todos aquellos en los que trabajemos paradas y arrancadas. Aquí podríamos incluir el juego del escondite inglés, quizá más adecuado a los 4 años.
Trabajar los circuitos motores adaptados para todas las edades.
Juegos tradicionales el rescate, el escondite, el pañuelo, toro…
A parte de todos estos juegos empezaremos a trabajar la carrera en los distintos tipos de deporte como el fútbol, baloncesto, vóley, bádminton…
4.3. MADURO:
En edades donde la carrera sea ya madura, introduciremos ejercicios que ayuden al sujeto a mejoraar su técnica y aproveche mejor su esfuerzo.
En función del ámbito en que nos encontremos, trabajaremos de una manera u otra:
imagen
Trabajo de la técnica de atletismo e incluso competiciones de carrera (400 metros, relevos, test de cooper)
Progresiones específicas de elementos técnicos como subir cuestas (no superiores al 6%) para el trabajo del impulso, indicar los apoyos donde han de realizarse, etc.)
En este terreno, es posible combinar la carrera con otros elementos para progresar en distintas modalidades deportivas:
Correr + Botar = Baloncesto, balonmano...
Correr + Control pédico de balón = Fútbol Sala, Fútbol 11…
Correr + Saltar = Baloncesto, carreras de obstáculos…
A los 3 años
imagen
Juegos cooperativos donde el alumno descubra qué requisitos debe ejecutar para mejorar su técnica y ser más veloz con menor esfuerzo.
Ejemplo: Relevos con condiciones: “No mover los brazos”, “Correr con el cuerpo hacia atrás”…
5. FUENTES:
imagen